Horario: De lunes a viernes de 9h a 20h
  Contacto: 93 409 02 43 (Barcelona) / 96 321 11 31 (Valencia) / 871 027 034 (Ibiza)

¿Porqué sentimos lo que sentimos?

Hay quienes afirman que somos lo que pensamos, la razón de dicha afirmación está basada en el hecho que los aprendizajes que guarda nuestra mente se convierten en nuestras creencias, en los que somos y en quienes somos.

La mente de cada persona es un mundo, un mundo compuesto por todas esas emociones que se generan para dar paso a los sentimientos; los cuales muchas veces experimentamos sin comprender el por qué o el origen de los mismos. La razón se debe a que la mayoría de las emociones se gestan a nivel inconsciente de la mente.

Existen miedos, por ejemplo, que creemos no saber el origen de los mismos; y resulta que en algún momento de nuestra vida experimentamos un evento que generó un miedo determinado y aunque quizá no somos conscientes de ello, el miedo aparecerá cada vez que se repitan las mismas, o parecidas, circunstancias.

Otro ejemplo muy claro es cuando vemos niños muy tímidos o retraídos cuyos padres, no por coincidencia, son sobre protectores. Los miedos y temores de estos niños no son más que el reflejo de las vivencias adquiridas

El médico neurólogo Antonio Damasio afirma que “Cuando experimentas una emoción, por ejemplo la emoción de miedo, hay un estímulo que tiene la capacidad de desencadenar una reacción automática. Y esta reacción, por supuesto, empieza en el cerebro, pero luego pasa a reflejarse en el cuerpo, ya sea en el cuerpo real o en nuestra simulación interna del cuerpo. Y entonces tenemos la posibilidad de proyectar esa reacción concreta con varias ideas que se relacionan con esas reacciones y con el objeto que ha causado la reacción. Cuando percibimos todo eso es cuando tenemos un sentimiento.”
Un ejemplo sobre emociones y sentimientos

En pocas palabras, la emoción sería la primera reacción que experimentamos frente a un estímulo y que tiene que ver con el sistema límbico. Y el sentimiento sería el resultado de una emoción, y tiene su origen en el neocórtex, concretamente en el lóbulo frontal. La respuesta a un sentimiento puede ser física y/o mental, y está mediada por neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina y la serotonina. Asimismo, los sentimientos duran más que la emoción, pues su duración proporcional al tiempo en que pensamos en ellos.

El Método KAI se basa en comprender por qué sentimos lo que sentimos, para ayudar al paciente a trabajar aquellas emociones que desarrollan sentimientos y por lo tanto comportamientos que afectan su salud mental y física.

Si quieres saber más acerca de cómo el Método KAI puede ayudarte, haz clic aquí y pide una primera cita totalmente gratuita.

 

fotografía: <a href=”http://www.freepik.es/foto-gratis/primer-plano-de-mujer-joven-al-aire-libre_860111.htm”>Diseñado por Freepik</a>

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *