Horario: De lunes a viernes de 9h a 20h
  Contacto: 93 409 02 43 (Barcelona) / 96 321 11 31 (Valencia) / 871 027 034 (Ibiza)

All Posts in Category: depresión

No dejes que el otoño te ponga triste

¿Sabías que los cambios estacionales influyen en el ánimo de las personas? El otoño es una de esas estaciones en las que más se observa estos cambios, las personas suelen quejarse más, se observa más apatía y una sensación de falta de energía. Entre los factores que afectan de forma negativa el ánimo  durante el otoño están los cambios de temperatura y el hecho de que los días comienzan a acortarse; pero más que hablar de los factores que nos po, hablemos de las cosas que podemos hacer para sentirnos mejor, toma nota:

  1. Busca alguna actividad que te guste y te dé placer. Apúntate a un curso o realiza alguna actividad que te haga ilusión. No tiene que ser gran cosa, desde comprarte un cuaderno para dibujar, hasta hacer postres. Todo vale, ¡¡mientras te haga feliz!!
  2. Reúnete con personas amigas o con las que compartas gustos, es importante no aislarse.
  3. Levántate temprano. Para algunas personas la sensación de los días cortos resulta muy abrumadora, si puedes levantarte un poquitín más temprano para recibir el amanecer verás que el día será más largo.
  4. Si eres de los que disfruta de las actividades al aire libre, no dejes que el frío te detenga. Hoy en día existe mucha ropa que te permite seguir disfrutando de las actividades en la naturaleza…descubrirás que el fresquito también se disfruta.

Si sientes que los cambios de estación de están afectando más de la cuenta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Haz clic aquí y pide una primera cita, verás que el Método KAI cuenta con muchas herramientas para aprender a gestionar tus emociones.

 

fotografía: <a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/primer-plano-de-tronco-del-arbol-con-hojas-en-colores-calidos_1014545.htm’>Designed by Freepik</a>

 

Leer más

Ansiedad

A veces nos encontramos mal y no sabemos exactamente por qué. Hay quienes incluso pasan largos períodos de tiempo bajo un constante estado de exaltación y angustia al cual intentan adaptarse porque simplemente no saben cómo enfrentarlo ni qué nombre ponerle a lo que les está sucediendo. A esto se le llama ansiedad.

La ansiedad es un mal bastante común en estos tiempos y al cual se le define como ¨un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, intensa excitación y extrema inseguridad¨ La ansiedad es un sentimiento normal cuando se trata de eventos puntuales ya que nos sirve para afrontar situaciones que ameritan ponernos en alerta, como por ejemplo: Una entrevista de trabajo, llegar a tiempo a una cita, practicar un deporte extremo, darnos cuenta que hemos perdido el móvil…etc.  Pero cuando se transforma en parte del día a día, controlando nuestras emociones y afectando nuestra salud hay que prestar atención y buscar una solución.

Trastorno de ansiedad generalizada

Como ya mencionamos, la ansiedad es un sentimiento que se genera ante situaciones de peligro o riesgo;   es una respuesta que permite a la persona prepararse para lo que viene y así reaccionar de forma eficaz; hasta aquí la ansiedad es normal e incluso necesaria. Sin embargo existen personas que viven en un constante estado de ansiedad y esto se conoce como un trastorno de ansiedad generalizado que puede ser ocasionado por un tema genético, por el consumo de anfetaminas, consumo de alcohol, hipotiroidismo o estrés, este último conocido por todos.

Principales síntomas de la ansiedad

Cuando los episodios de ansiedad de alargan en el tiempo y la persona se encuentra viviendo constantemente con los siguientes síntomas hay que buscar ayuda.  Existen muchas formas en las que se puede apreciar que una persona sufre de ansiedad, pero las más comunes son:

–       Nerviosismo constante

–       Irritabilidad

–       Ataques de pánico

–       Dolores de cabeza, espalda, cuello..etc

–       Debilidad y cansancio extremo

–       Fatiga

–       Problemas para conciliar el sueño

–       Excesiva sudoración

–       Dificultad para respirar

–       Vómitos

–       Diarrea

Cuando algunos de estos síntomas son una constante en nuestras vidas es importante hacer una pausa y asimilar lo que está sucediendo. A algunas personas les ayuda y alivia hablarlo con un amigo o familiar cercano. Consultarlo con un profesional es siempre buena idea e imprescindible si los síntomas son agudos. Si necesitas a ayuda puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo click aquí.

 

Leer más

¿Malos hábitos? Elimínalos, sí se puede.

Vivimos a un ritmo y en un mundo tan acelerados que pocas son las veces que nos detenemos a pensar en lo que estamos haciendo, en porqué lo estamos haciendo y cómo nos está afectando. Por eso no es de extrañar que cada vez seamos más permisivos con aquellos malos hábitos y costumbres que afectan nuestra salud.

¿Qué es un mal hábito?

Un mal hábito es un comportamiento o actitud que desarrollamos como consecuencia de una determinadas creencias o aprendizaje, como fumar, por ejemplo. Muchas de las personas que comenzaron a fumar desde muy jóvenes lo hicieron porque quizá creían que eso les hacía parecer más mayores y finalmente lo siguieron haciendo porque se transformó en costumbre.

Los malos hábitos pueden adquirirse cuando la persona se encuentra en situación de depresión o estrés, cuando se tiene una baja autoestima o también a través de influencias del entorno. (familia, amigos, compañeros…etc)

Hay que presta mucha atención a nuestras costumbres y forma de hacer la cosas, ya que los malos hábitos tienen consecuencias negativas en nuestra calidad de vida, así como en nuestra salud física y mental; algunos malo hábitos pueden conducir a los vicios y adicciones y otros pueden ocasionar daños irreparables.

Existen muchos malos hábitos, algunos de ellos se definen dependiendo del entorno cultural, pero en líneas generales podríamos mencionar los más comunes y perjudiciales.

  • Dormir poco
  • No hacer ejercicio
  • No comer de forma balanceada
  • Comer en exceso
  • Comerse las uñas
  • No respetar nuestro propio espacio y tiempo
  • Dejar todo para después (creando gran carga de estrés)
  • Asumir retos sin prepararnos para ello.

Vencer los malos hábitos requiere de esfuerzo, tiempo y constancia. Muchas veces nos proponemos hacerlo y terminamos dejándonos llevar por la situación. Si necesitas ayuda con algún mal hábito que no logras erradicar, haz clic aquí y pide tu primera cita gratuita del Método KAI, verás como sí se puede cambiar.

 

Fotografía: <a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/chica-rubia-expresion-de-preocupacion_1031875.htm’>Designed by Freepik</a>

Leer más