Horario: De lunes a viernes de 9h a 20h
  Contacto: 93 409 02 43 (Barcelona) / 96 321 11 31 (Valencia) / 871 027 034 (Ibiza)

All Posts in Category: control emociones

¿Qué es el control mental?

Sin duda alguna, la industria cinematográfica nos ha dado mucho material para imaginar que el control mental es algo así como una especie de magia que hace que algo o alguien controle nuestra mente o que nuestra mente lo controle todo hasta al punto del absurdo. Sin embargo, dentro de tanta ficción y realismo mágico el control mental existe: y efectivamente puede ejercer cambios y reacciones en el pensamiento y sentimiento de las personas.

El tema del control mental puede ser muy amplio ya que son muchas las vertientes desde las cuales se puede enfocar, pero en este artículo lo haremos desde el hecho de que la mente puede entrenarse para que así el cerebro sea capaz de controlar y gestionar sus emociones.

El control mental se logra mediante un conjunto de técnicas encaminadas a la modificación de los procesos mentales del individuo;  con el objetivo de entrenar el cerebro para ayudar a la persona a conseguir la superación  personal, sanar complejos y/o creencias limitantes.

Entre las técnicas usadas para conseguir el control mental, son técnicas que permiten el entrenamiento del cerebro, entre estas se encuentra la hipnoterapia, la digitopuntura, y el PNL (programación neurolingüística) entre otras.

Si quieres saber más acerca de cómo se puede entrenar el cerebro y cómo el control metal puede ayudar en tu vida, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita con el Método KAI.

 

fotografía: <a href=”https://www.freepik.es/foto-gratis/cerebro-humano-con-rayos_1023261.htm”>Diseñado por Freepik</a>

 

Leer más

No dejes que el otoño te ponga triste

¿Sabías que los cambios estacionales influyen en el ánimo de las personas? El otoño es una de esas estaciones en las que más se observa estos cambios, las personas suelen quejarse más, se observa más apatía y una sensación de falta de energía. Entre los factores que afectan de forma negativa el ánimo  durante el otoño están los cambios de temperatura y el hecho de que los días comienzan a acortarse; pero más que hablar de los factores que nos po, hablemos de las cosas que podemos hacer para sentirnos mejor, toma nota:

  1. Busca alguna actividad que te guste y te dé placer. Apúntate a un curso o realiza alguna actividad que te haga ilusión. No tiene que ser gran cosa, desde comprarte un cuaderno para dibujar, hasta hacer postres. Todo vale, ¡¡mientras te haga feliz!!
  2. Reúnete con personas amigas o con las que compartas gustos, es importante no aislarse.
  3. Levántate temprano. Para algunas personas la sensación de los días cortos resulta muy abrumadora, si puedes levantarte un poquitín más temprano para recibir el amanecer verás que el día será más largo.
  4. Si eres de los que disfruta de las actividades al aire libre, no dejes que el frío te detenga. Hoy en día existe mucha ropa que te permite seguir disfrutando de las actividades en la naturaleza…descubrirás que el fresquito también se disfruta.

Si sientes que los cambios de estación de están afectando más de la cuenta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Haz clic aquí y pide una primera cita, verás que el Método KAI cuenta con muchas herramientas para aprender a gestionar tus emociones.

 

fotografía: <a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/primer-plano-de-tronco-del-arbol-con-hojas-en-colores-calidos_1014545.htm’>Designed by Freepik</a>

 

Leer más

Cómo transformar los días malos en buenos.

Todos tenemos días buenos y días malos. Estos últimos pueden hacerse eternos y a veces alargarse más de lo que quisiéramos, afortunadamente existen pequeños trucos para sortearlos e incluso transformarlos en un buen día.

Más allá de los eventos positivos o negativos que conformen nuestro día, es la actitud que asumamos frente a los obstáculos o reveses, la que determinará nuestro estado de ánimo y como consecuencia la percepción de nuestro entorno. Aquí te daremos unos sencillos trucos para cambiar tu estado de ánimo cuando sientas que no estás teniendo un buen día.

1-Pon tu mente en modo positivo. Esto es algo que se recomienda hacer todos los días ya que la mente, al igual que un músculo, debe ser entrenada; por eso se recomienda que antes de ir a dormir hagamos un repaso de todas las cosas buenas que tenemos, que nos han pasado o que simplemente nos hacen felices, así nuestra mente se acostumbra a enfocarse en las cosas buenas y positivas.

2- Medita. Lejos de lo que muchos piensan, meditar es fácil e incluso hacerse en cualquier lugar y momento. Practica la meditación de forma diaria y comprobarás que cuando estés teniendo un mal día o momento, la meditación te ayudará a cambiar tu estado de ánimo.

3- Respira. Hacer ejercicios de respiración profunda en momento de mucha tensión, no solo ayuda a relajarse, sino que sirve para aclarar la mente y cambiar tu estado de ánimo de forma rápida.

4-Haz algo divertido. Cuando estés teniendo un mal día, busca algo divertido que hacer, algo que te guste. No solo alejará tu mente de lo que te agobia, sino que resultará placentero.

4- Busca a un buen amigo.  Conectarse con personas a las que apreciamos y con las que tenemos cosas en común, es la mejor manera de transformar los días grises en soleados. Esos amigos con los que no hace falta ni hablar para saber lo que pensamos son el mejor antídoto para la tristeza y depresión.

Es importante comprender que solo nosotros tenemos el poder de transformar las cosas negativas en positivas. No siempre resulta fácil, pero existen herramientas que te permiten hacerlo. Si quieres conocer qué herramientas te pueden ayudar, haz clic aquí, el Método KAI te puede ayudar.

 

fotografía: <a href=”http://www.freepik.es/foto-gratis/chica-sonriendo-conduciendo-un-coche-descapotable_960640.htm”>Diseñado por Freepik</a>

 

 

Leer más

El estrés y la salud

Vivimos en una sociedad en la que, estar, o sentirse estresado se percibe como algo tan natural que parece formar parte de nuestra rutina diaria. Aceptamos y vivimos el estrés como si fuese ¨normal¨ cuando en realidad nos está afectando mucho más de lo que pensamos.

Una cosa es el estrés que se genera de situaciones puntuales como frenar el coche de golpe porque cruzó alguien sin aviso o la reacción de un estudiante ante una prueba sorpresa. Ese tipo de estrés sí es natural y de alguna forma es el que nos mantiene alerta y el que de alguna forma ha asegurado la supervivencia de la raza humana. A ver, que un cavernícola corriendo delante de un dinosaurio se salvaba gracias al estrés que lo ponía a correr.

El estrés se transforma en un problema cuando pasa a ser parte de nuestras emociones diarias. En resumen, el estrés puntual es bueno y necesario, pero el diario nos termina enfermando, literalmente.

¿Cómo funciona el estrés?

De acuerdo con numerosos estudios, cuando la persona percibe una amenaza o se siente presionada, el hipotálamo inicia un sistema de alarma en el cuerpo a través del sistema nervioso y hormonas como la adrenalina y el cortisol.  La adrenalina aumenta el ritmo cardiaco, la presión arterial y aumenta el suministro de energía, mientras que el cortisol favorece la producción de glucosa en la sangre, altera las respuestas del sistema inmune, digestivo, reproductor y los procesos de crecimiento.

Por ello, la frecuente exposición al estrés genera enfermedades. Entre los problemas de salud generados por el estrés se encuentran:

 

Obesidad y sobrepeso.

Enfermedades cardíacas.

Depresión.

Acné.

Úlceras.

Insomnio.

Disminución de fertilidad.

Diabetes.

 

fotografía: <a href=”http://www.freepik.es/foto-gratis/agencia-joven-adulto-profesion-destaco-negro_1077974.htm”>Diseñado por Freepik</a>

Leer más

Ansiedad

A veces nos encontramos mal y no sabemos exactamente por qué. Hay quienes incluso pasan largos períodos de tiempo bajo un constante estado de exaltación y angustia al cual intentan adaptarse porque simplemente no saben cómo enfrentarlo ni qué nombre ponerle a lo que les está sucediendo. A esto se le llama ansiedad.

La ansiedad es un mal bastante común en estos tiempos y al cual se le define como ¨un estado mental que se caracteriza por una gran inquietud, intensa excitación y extrema inseguridad¨ La ansiedad es un sentimiento normal cuando se trata de eventos puntuales ya que nos sirve para afrontar situaciones que ameritan ponernos en alerta, como por ejemplo: Una entrevista de trabajo, llegar a tiempo a una cita, practicar un deporte extremo, darnos cuenta que hemos perdido el móvil…etc.  Pero cuando se transforma en parte del día a día, controlando nuestras emociones y afectando nuestra salud hay que prestar atención y buscar una solución.

Trastorno de ansiedad generalizada

Como ya mencionamos, la ansiedad es un sentimiento que se genera ante situaciones de peligro o riesgo;   es una respuesta que permite a la persona prepararse para lo que viene y así reaccionar de forma eficaz; hasta aquí la ansiedad es normal e incluso necesaria. Sin embargo existen personas que viven en un constante estado de ansiedad y esto se conoce como un trastorno de ansiedad generalizado que puede ser ocasionado por un tema genético, por el consumo de anfetaminas, consumo de alcohol, hipotiroidismo o estrés, este último conocido por todos.

Principales síntomas de la ansiedad

Cuando los episodios de ansiedad de alargan en el tiempo y la persona se encuentra viviendo constantemente con los siguientes síntomas hay que buscar ayuda.  Existen muchas formas en las que se puede apreciar que una persona sufre de ansiedad, pero las más comunes son:

–       Nerviosismo constante

–       Irritabilidad

–       Ataques de pánico

–       Dolores de cabeza, espalda, cuello..etc

–       Debilidad y cansancio extremo

–       Fatiga

–       Problemas para conciliar el sueño

–       Excesiva sudoración

–       Dificultad para respirar

–       Vómitos

–       Diarrea

Cuando algunos de estos síntomas son una constante en nuestras vidas es importante hacer una pausa y asimilar lo que está sucediendo. A algunas personas les ayuda y alivia hablarlo con un amigo o familiar cercano. Consultarlo con un profesional es siempre buena idea e imprescindible si los síntomas son agudos. Si necesitas a ayuda puedes ponerte en contacto con nosotros haciendo click aquí.

 

Leer más

¿Sufres de baja autoestima? ¡combátela!

Combate la baja autoestima

La autoestima es el sentimiento de aceptación que tenemos hacia nosotros mismos. Es la manera cómo nos vemos. Es la relación que tenemos con nuestra personalidad, nuestro aspecto e incluso nuestros objetivos personales.

Cuando nuestra estima esta alta, nos sentimos mejor con nosotros mismos. La autoestima nos da mayor sensación de control de nuestras vidas, nos hace más creativos, resolutivos y confiados. En otras palabras, cuando contamos con una buena autoestima sentimos que nos podemos comer el mundo….y lo hacemos.

Por otra parte, la baja autoestima nos vuelve retraídos, temerosos, inseguros y sumisos (o demasiado agresivos). La baja autoestima nos aparta socialmente, nos hace bajar nuestro rendimiento y finalmente nos lleva a perder credibilidad en nosotros mismos.

Lo importante es saber reaccionar ante una baja autoestima, plantarle cara y transformarla en una alta autoestima.  Aquí te damos pequeños trucos o claves para mejorar tu autoestima y así y trabajarla a tu favor.

-Cambia lo que no te guste.

-No idealices a los demás.

-Acepta las limitaciones de tu cuerpo.

-No busque la aprobación de otras personas.

-Cuida tu salud.

-Se independiente

-No te exijas demasiado

-Toma las riendas de tu propia vida.

-Practica nuevos y buenos hábitos de comportamiento.

Si quieres saber más acerca de cómo trabajar tu autoestima haz clic y pide una cita gratuita para conocer el Método KAI. 

 

fotografía: <a href=’http://www.freepik.es/foto-gratis/chica-solitaria-cerca-de-la-ventana-pensando-en-algo-hermosa-nina-triste-solitaria-sentada-cerca-de-la-ventana-falta_1191665.htm’>Designed by Freepik</a>

Leer más

EL Método KAI para adelgazar

Cada día hay más dietas y tratamientos que ayudan a la persona a perder peso. Existen muchísimas dietas: las que cuentan calorías, las que no. Las restrictivas, las permisivas. Las que usan suplementos para complementar o sustituir comida. Las que combinan alimentos, las que son crudas, veganas, proteicas, homeopáticas…y miles de opciones más. La verdad es que la mayoría de las dietas sí funcionan y las personas que se someten a ellas terminan perdiendo kilos. Pero entonces ¿por qué seguimos gordos?

La genética puede ser un factor, pero sin embargo la mayoría de las personas que sufren de obesidad o sobrepeso no lo llevan en su ADN, sino en sus emociones. Cuántas veces hemos asaltado la nevera porque estamos nerviosos, aburridos, estresados, preocupados, tristes, ansiosos, rabiosos…etc. Es tal cual aparece en las películas: la chica que la deja el novio y se come un bote de helado gigante o el señor que no puede dormir y decide ir a la nevera en mitad de la noche.

El Método KAI nace como respuesta a aquellas personas que sufren de sobrepeso y a pesar de todos sus esfuerzos haciendo regímenes alimenticios y ejercicios no logran bajar de peso, o luego de perderlo lo recuperaban al poco tiempo. La razón es que algunas personas tienen una relación con la comida muy emocional. Cuando la forma en que comemos responde a nuestros estados de ánimo, no habrá dieta que funcione. O cambiamos nosotros o no podremos tener un peso saludable que se mantenga en el tiempo….y de eso se trata el KAI

El método KAI para adelgazar cuenta con dos pilares fundamentales, por un lado las pautas nutricionales que nos enseñan a comer de forma saludable y equilibrada y por el otro, el pilar que diferencia el KAI de cualquier otro método, el que nos enseña cómo manejar nuestras emociones para que estas no dictaminen nuestra forma de comer.

Con el método KAI el paciente recibe las herramientas necesarias para gestionar sus emociones, esas mismas emociones que lo llevan a comer de forma compulsiva o nerviosa, saboteando cualquier intento de comer equilibrada y sanamente.

Técnicas de visualización, relajación, digitopuntura, gestión de la ansiedad y el estrés…etc, son algunas de las herramientas que se le proporcionan al paciente para que logre dar ese cambio interior que cambiará su relación con la comida.

Si quieres hacer una primera cita gratuita con el Método Kai, haz clic aquí y verás como cambiará tu vida.

 

Leer más

Diferencia entre emoción y sentimiento

Hay quienes afirman que somos lo que pensamos, la razón de dicha afirmación está basada en el hecho que los aprendizajes que guarda nuestra mente se convierten en nuestras creencias, en los que somos, en quienes somos y por lo tanto en lo que sentimos.

La mente de cada persona es un mundo compuesto por todas las emociones que se generan para dar paso a los sentimientos; los cuales muchas veces experimentamos sin comprender el por qué o el origen de los mismos. Las emociones se gestan a nivel inconsciente de la mente y son estas quienes dan paso a los sentimientos.

El médico neurólogo Antonio Damasio afirma que “Cuando experimentas una emoción, por ejemplo la emoción de miedo, hay un estímulo que tiene la capacidad de desencadenar una reacción automática. Y esta reacción, por supuesto, empieza en el cerebro, pero luego pasa a reflejarse en el cuerpo, ya sea en el cuerpo real o en nuestra simulación interna del cuerpo. Y entonces tenemos la posibilidad de proyectar esa reacción concreta con varias ideas que se relacionan con esas reacciones y con el objeto que ha causado la reacción. Cuando percibimos todo eso es cuando tenemos un sentimiento.”
Un ejemplo sobre emociones y sentimientos

La emoción viene a ser la primera reacción que experimentamos frente a un estímulo y que tiene que ver con el sistema límbico. El sentimiento sería el resultado de una emoción, y tiene su origen en el neocórtex. La respuesta a un sentimiento puede ser física y/o mental, y está mediada por neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina y la serotonina. Los sentimientos duran más que la emoción, pues su duración proporcional al tiempo en que pensamos en ellos.

Aunque no resulta una tarea fácil, intentar comprender nuestras emociones puede ser un ejercicio muy liberador que nos permitirá cambiar aquellas cosas de nosotros mismos con las cuales no nos sentimos a gusto.

El Método KAI cuenta con herramientas y procedimientos para ayudarte a generar ese cambio interno que tanto deseas. Si quieres saber más acerca del Método KAI y cómo este puede ayudarte, haz clic aquí y pide una primera cita totalmente gratuita.

 

 

Fuente: Juan Armando Corbin Psicólogo / Psicología y Mente

 

 

Leer más

¿Cómo funciona la mente?

El estudio de la mente es algo que siempre ha fascinado al hombre. Aunque podemos afirmar que cada vez comprendemos mejor su funcionamiento, la verdad es queda un largo recorrido para descubrir toda capacidad. Y es que la mente es infinita.

La tarea de explicar cómo funciona la mente no es fácil ya que partimos de algo que es intangible. Una forma bastante acertada para comprender su funcionamiento es estructurarla en 3 partes principales: mente inconsciente, mente subconsciente y mente consciente, aquí te damos un breve resumen de cada una de ellas.

Mente Inconsciente: Es la encargada de funciones tales como: pestañear, respirar, tragar…etc., en otras palabras, funciones que hacemos sin pensar.  En esta mente se albergan sentimientos como el miedo, la tristeza y la ansiedad. Gracias al inconsciente reaccionamos ante situaciones que pueden resultar peligrosas, por ejemplo, apartarnos rápidamente si cruzamos la calle y viene un coche a toda velocidad. O cuando frenamos de golpe el coche si se atraviesa un animal en la carretera. Son reacciones que suceden antes que nuestra mente consciente procese lo que está pasando.

Mente Subconsciente: En ella encontramos la memoria permanente, aquí se guarda todo lo que vivimos, todo lo que saboreamos, olemos, tocamos, observamos, escuchamos, experimentamos…etc. El subconsciente está en constante aprendizaje y aunque no recordemos todo lo que este archive, la consecuencia de estos aprendizajes será la personalidad del individuo. Esta parte de la mente es muy emocional y en ella se instalan aprendizajes buenos y malos.

Mente Consciente: Esta tiene mucho que ver con el presente. Es de pensamientos muy lógicos y racionales. Usa la fuerza de voluntad como herramienta para cambiar aquellos aprendizajes que considera que no son positivos; sin embargo, esta tarea no resulta sencilla ya que la mente subconsciente tiende a resistirse al cambio.

Intentar comprender nuestra mente puede resultar una tarea bastante compleja pero muy apasionante, eso lo pueden afirmar todos aquellos pacientes del Método KAI de Sants Institut que a través de sus terapias logran no solo comprender muchas cosas acerca de ellos mismos, sino cambiarlas.

Si deseas consultar acerca del Método KAI y todo lo que este puede hacer por ti. Haz clic aquí y pide una primera cita gratuita. En Sants Institut estaremos encantados de ayudarte.

 

fotografía:<a href=”http://www.freepik.es/vector-gratis/cerebro-analitico-y-creativo_769352.htm”>Diseñado por Freepik</a>

Leer más

¿Porqué sentimos lo que sentimos?

Hay quienes afirman que somos lo que pensamos, la razón de dicha afirmación está basada en el hecho que los aprendizajes que guarda nuestra mente se convierten en nuestras creencias, en los que somos y en quienes somos.

La mente de cada persona es un mundo, un mundo compuesto por todas esas emociones que se generan para dar paso a los sentimientos; los cuales muchas veces experimentamos sin comprender el por qué o el origen de los mismos. La razón se debe a que la mayoría de las emociones se gestan a nivel inconsciente de la mente.

Existen miedos, por ejemplo, que creemos no saber el origen de los mismos; y resulta que en algún momento de nuestra vida experimentamos un evento que generó un miedo determinado y aunque quizá no somos conscientes de ello, el miedo aparecerá cada vez que se repitan las mismas, o parecidas, circunstancias.

Otro ejemplo muy claro es cuando vemos niños muy tímidos o retraídos cuyos padres, no por coincidencia, son sobre protectores. Los miedos y temores de estos niños no son más que el reflejo de las vivencias adquiridas

El médico neurólogo Antonio Damasio afirma que “Cuando experimentas una emoción, por ejemplo la emoción de miedo, hay un estímulo que tiene la capacidad de desencadenar una reacción automática. Y esta reacción, por supuesto, empieza en el cerebro, pero luego pasa a reflejarse en el cuerpo, ya sea en el cuerpo real o en nuestra simulación interna del cuerpo. Y entonces tenemos la posibilidad de proyectar esa reacción concreta con varias ideas que se relacionan con esas reacciones y con el objeto que ha causado la reacción. Cuando percibimos todo eso es cuando tenemos un sentimiento.”
Un ejemplo sobre emociones y sentimientos

En pocas palabras, la emoción sería la primera reacción que experimentamos frente a un estímulo y que tiene que ver con el sistema límbico. Y el sentimiento sería el resultado de una emoción, y tiene su origen en el neocórtex, concretamente en el lóbulo frontal. La respuesta a un sentimiento puede ser física y/o mental, y está mediada por neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina y la serotonina. Asimismo, los sentimientos duran más que la emoción, pues su duración proporcional al tiempo en que pensamos en ellos.

El Método KAI se basa en comprender por qué sentimos lo que sentimos, para ayudar al paciente a trabajar aquellas emociones que desarrollan sentimientos y por lo tanto comportamientos que afectan su salud mental y física.

Si quieres saber más acerca de cómo el Método KAI puede ayudarte, haz clic aquí y pide una primera cita totalmente gratuita.

 

fotografía: <a href=”http://www.freepik.es/foto-gratis/primer-plano-de-mujer-joven-al-aire-libre_860111.htm”>Diseñado por Freepik</a>

 

 

Leer más