Horario: De lunes a viernes de 9h a 20h
  Contacto: 93 409 02 43 (Barcelona) / 96 321 11 31 (Valencia) / 871 027 034 (Ibiza)

All Posts in Category: comedor compulsivo

El Método KAI para adelgazar

El Método KAI es un novedoso tratamiento para perder peso a través de la gestión de las emociones. 

Como su nombre indica, “KAI” en japonés significa “cambio” porque precisamente se basa en esto: en hacer un cambio de dentro hacia afuera. Se compone de una serie de técnicas a través de las cuales se cambian las estructuras mentales reeducando y entrenando a nuestro cerebro. Estos cambios se realizan a través de ejercicios y técnicas, los cuales permiten al paciente ser capaz de gestionar sus emociones para así poder tener el control de cualquier situación de su vida.

Cuando el paciente se hace conocedor del Método KAI, él es capaz, aplicando las diferentes técnicas aprendidas, de gestionar sus emociones del día a día, eliminando aquellas adicciones que le sabotean y consiguiendo estar en equilibrio con su mente. ¿Y esto en qué se traduce? En sentirse bien consigo mismo, en control de su vida…en resumen, sentirse feliz.  Compartimos un vídeo que una de nuestras paciente publicó en su cuenta de YouTube.

El Método KAI es un tratamiento muy completo, totalmente personalizado y con resultados garantizados. Además, en el caso de que el tratamiento se aplique para perder peso, con el Método KAI no hay dieta, y eso es lo que llama más la atención porque estamos acostumbrados a que cuando pensamos en perder peso, pensamos en dieta. Y las dietas, no funcionan, agudizando aún más el problema. Se trata de las mejores técnicas existentes de cada una de las siguientes terapias; ejercicios de coaching, psicología, hipnosis clínica, las cuales hemos seleccionado por su comprobada eficacia, permitiendo además personalizar cada tratamiento y convirtiendo al Método KAI en un método efectivo, rápido y definitivo. El Método KAI es un tratamiento orientado a cualquier persona que desee mejorar su vida y ser feliz.

Si quieres saber más pide una primera cita gratuita y sin compromiso  !estaremos encantados de ayudarte!

Leer más

¿Cómo disfrutar de las fiestas sin engordar? ¡Usa el poder de tu mente!

Antes que nada, hay que tener muy claro que las fiestas navideñas son para disfrutar y no amargarse la vida pensando en cada caloría que ingieres cada vez que comes un turrón o un mazapán. La idea es disfrutar de todo un poco, pero sin caer en los excesos y aquí te decimos cómo hacerlo.
-Presta atención a la comida: Coge un plato y sírvete lo que vayas a comer. Mientras comes, presta atención a tu comida y observa como la comida va desapareciendo del plato. Tu cerebro tiene que procesar esa información, así este sabrá que ya has comido lo suficiente.
-Sírvete en platos pequeños: A la mayoría les gusta ver el plato lleno de comida, si pones la comida en platos pequeños, por tanto menos cantidad, tu cerebro no se dará cuenta sino registrará que está lleno y que hay suficiente comida y sobretodo que no se ha quedado corto.
-Come lentamente: El truco es muy sencillo, suelta los cubiertos entre bocado y bocado. Hasta que no hayas tragado no cojas los cubiertos de nuevo; así comerás más lento y masticarás más veces la comida procesando mejor los alimentos y dándole tiempo a tu cerebro para avisarte cuando realmente estas satisfecho.
-Aprende a diferenciar el hambre real del emocional:  Saber diferenciar entre el hambre verdadero ( físico o real) y el hambre emocional nos garantizara nuestro éxito. 

El hambre verdadero lo vamos sintiendo poco a poco en nuestro estómago, no aparece de golpe, lo notamos fisicamente como una sensación, a veces incomoda en nuestro estómago.
El hambre emocional, se manifiesta espontáneamente, de golpe, muchas veces sin sensación física y normalmente corresponde a la necesidad de cubrir una emoción o sentimiento, por ejemplo el aburrimiento, nerviosismo, stress, ansiedad, etc.; también se presenta en forma de recompensa después de algo bien hecho o simplemente por costumbre, por ejemplo si veo una peli en casa como patatas fritas. 

Debemos comer solo cuando tenemos hambre físico y para ello necesitamos prestar atención a lo que comemos y a las señales de nuestro estómago.

La próxima vez que sientas que tienes hambre emocional no vayas corriendo a la nevera o despensa, respira un par respiraciones profundas, tomate 2 vasos de agua y cambia la actividad que estés haciendo ya verás como ese hambre desaparece.

 Si quieres saber más acerca de cómo puedes entrenar tu cerebro para aprender a comer y no engordar, haz clic aquí y pide una primera cita gratuita para conocer el Método KAI.

 

foto: <a href=’https://www.freepik.es/foto-gratis/vista-superior-de-cena-de-navidad-con-platos-de-sopa_1402009.htm’>Designed by Freepik</a>

Leer más

¿Eres un comedor compulsivo?

El comer, además de ser una necesidad vital, se considera un placer, en efecto la mayoría de las personas no solo disfrutan de la comida, sino que la perciben como un acto social que las conecta con sus diferentes entornos (social, laboral, afectivo…etc). Sin embargo, existen personas para quienes la comida se ha convertido en una verdadera pesadilla, donde el acto de comer se vuelve incontrolable desarrollando así un trastorno al que se le conoce como Alimentación Compulsiva.

¿Qué es la Alimentación Compulsiva?

Es un trastorno que crea una fuerte dependencia por la comida. Quien lo sufre se da grandes atracones de comida de forma descontrolada al punto de sentirse tan lleno que le produce malestar, inmediatamente después de la excesiva ingesta de comida la persona genera un sentimiento de culpa que la lleva a la depresión; así, como en un círculo vicioso, se repiten estos episodios haciéndose cada vez más frecuentes e intensos.

¿Eres comedor compulsivo?

Si alguna vez te has comido un bote completo de helado, una pizza grande para ti solo o haz terminado de cenar sin poder siquiera moverte de lo lleno que has quedado, NO eres un comedor compulsivo. Todos alguna vez caemos en la gula de comer en exceso porque algo nos gusta mucho, pero eso dista mucho de ser una persona que sufre un trastorno de este tipo.

Un comedor compulsivo….

-Se da atracones de comida y lo hace comiendo a una velocidad más rápida de lo normal.

-Come aunque no sienta hambre.

-Piensa todo el día en comida.

-Le da vergüenza que lo vean comer y por eso muchas veces lo hace a escondidas.

-Se siente deprimido y con falta de energía.

-Después de un atracón de comida se siente culpable, deprimido y arrepentido.

-Le preocupa excesivamente su peso, hace muchas dietas, pero su peso nunca se mantiene igual sino que fluctúa constantemente.

Afortunadamente este trastorno puede tratarse con ayuda de un profesional, si tienes dudas o quieres consultar con un especialista puedes hacer clic aquí y pedir tu primera cita con el Método KAI. 

Leer más