Horario: De lunes a viernes de 9h a 20h
  Contacto: 93 409 02 43 (Barcelona) / 96 321 11 31 (Valencia) / 871 027 034 (Ibiza)

Archive for noviembre 2019

COACHING NUTRICIONAL: APRENDER A COMER

Sin duda llevas tiempo escuchando esta palabra: “coaching”. Este término proviene del vocablo inglés “coach “que significa entrenador. El coaching nutricional hace referencia al entrenamiento para sanar tu relación con la comida.

¿Vas al gimnasio? ¿Entrenas por tu cuenta o asistes a una clase dirigida? O tal vez combinas ambas maneras de ponerte en forma. En las clases dirigidas por un monitor/entrenador aprendes que ejercicios son más adecuados y porqué. Y también a ejecutarlos de forma correcta. Luego puedes adaptarlos a una rutina individual.

Con la forma de alimentarse pasa algo parecido. A lo largo de tu vida has adquirido unos hábitos de alimentación influidos por multitud de factores: como se comía en tu casa cuando eras pequeña, tu gusto personal por unos alimentos más que por otros, el tiempo que le dedicas a la cocina y tu relación con la comida.

Este último factor es fundamental para entender porque necesitas un coach nutricional. Plantéate estas preguntas.

  • ¿comes para tener salud o solo tienes en mente tu peso?
  • ¿disfrutas con la comida o es para ti un momento de tensión?
  • ¿comes lo mismo que preparas para el resto de la familia o te restringes alimentos?
  • ¿sabes gestionar tus emociones o asaltas la despensa cuando tienes un mal día?
  • ¿sabes comer o la palabra dieta es un mantra para ti?
  • ¿incluyes la comida como un elemento más de la fiesta o cada celebración es una lucha entre el desenfreno y la culpabilidad?

Si escoges mayoritariamente la segunda de las opciones no lo dudes, necesitas el coaching nutricional.

¿QUÉ ES EL COACHING NUTRICIONAL?

Es un entrenamiento, una preparación o proceso que sigue las pautas adecuadas para lograr un cambio de hábitos nutricionales:

  • Se define el objetivo de forma realista
  • Se trabaja la motivación necesaria para lograrlo
  • Se reconocen los beneficios que aporta este cambio
  • Se reconocen las barreras, los bloqueos existentes para lograr el cambio
  • Se identifican los recursos para derribar las barreras. El paciente aprende a encontrarlos en sí mismo
  • Se gestiona el estado emocional que generó los bloqueos, se reconocen y aceptan las nuevas emociones trabajando las actitudes positivas
  • Se establece un plan personalizado de alimentación en base al estado físico de la persona

La relación entre las emociones y las tripas es fundamental en la salud integral de las personas. Cada vez más estudios científicos demuestran la implicación de la alimentación en las emociones. Un ejemplo: la serotonina – la conocida como hormona de la felicidad – es una de las responsables de regular la apatía, la tristeza y la obsesión. El 10% de esta sustancia se procesa en nuestro cerebro y el 90% restante en el intestino. Es decir, tu forma de alimentarte determina tus emociones. Hay alimentos “sanos” para tu cerebro y “comida basura” que intoxica tu cuerpo y tu mente. Se establece una simbiosis entre la comida y las emociones: te sientes mal y comes alimentos ricos en azúcares y grasas; estos alimentos generan adicción, al igual que el tabaco o las drogas. El cerebro genera dopamina, una hormona que causa sensación placentera durante un tiempo determinado y breve para caer rápidamente en un estado de apatía y ansiedad que provoca una demanda cada vez mayor de comida basura.

El coaching nutricional te ayuda a romper con este círculo vicioso y a encontrar una forma de alimentarte sana y placentera desde un estado emocional equilibrado. Te dota de técnicas que te enseñan a encontrar los recursos necesarios para responder a cada una de las situaciones que antes te llevaban a saquear tu frigorífico. Tu motivación crece al mismo ritmo que te sanas y te ves y te sientes cada día mejor.

El coaching nutricional no es una herramienta para hacer dieta o perder peso. Es un aprendizaje para toda la vida que sanará tu relación con la comida y te hará crecer como persona.

Si hasta ahora has gastado dinero y tiempo en dietas y tratamientos para adelgazar que no han funcionado ha llegado el momento de cambiar. Plantéate el coaching nutricional como una inversión en ti misma cuyo beneficio es para siempre.

Leer más